Horario: Lun-Vie 9.30-20.00

CELULAS MADRE

CELULAS MADRE

EL objetivo fundamental de este tratamiento es activar el fibroblasto mediante factores de crecimiento autólogos. Se basa en obtener un plasma rico en plaquetas (PRP) a partir de la propia sangre del paciente. Mediante la infiltración subcutánea del PRP se logra la liberación de los factores de crecimiento, que se encuentran en grandes cantidades en las plaquetas. El resultado es una estimulación del proceso fisiológico de regeneración de la piel, sin lesión alguna, logrando un tejido nuevo idéntico al original. No se trata de una reparación (cicatriz),  sino de una regeneración, es decir, que de este tratamiento se obtiene tejido nuevo.

Las pieles que más se benefician son aquellas castigadas por el sol, los léntigos solares, las arrugas periorbiculares y peribucales; el aspecto amarillento y opaco son remplazados por una piel más clara, luminosa y turgente. Este efecto no se aprecia inmediatamente, como ocurre con el edema transitorio en algunos tratamientos, sino que se consigue en el transcurso de los días, hasta 20 días, luego de los cual podría ser conveniente una nueva infiltración, si la piel así lo requiere. Debe comprenderse que el proceso de envejecimiento continua, y que este procedimiento no es más que otra arma, con la que contamos para la lucha contra el envejecimiento.

Bitnami